Qué ver en Albarracín

Albarracín es uno de los pueblos más bonitos de España. Y lo es siendo el mismo, ya que es precisamente lo tradicional y bien conservado de su patrimonio arquitectónico y urbanístico lo que lo hace tan especial. Todo está de auténtica posta, sus casas, con las ventanas adornadas, los balcones que se asoman a la calle mostrando la madera trabajada, hasta los llamadores de las casas. Todo en un entorno que haría las delicias de un paisajista, la sierra de Albarracín.

¿te apetece una visita? es otro de los lugares que nos recuerda el tesoro turístico y cultural que es España. Que es inagotable y se reconoce a nivel mundial. No es casualidad que se haya querido nominar a esta población como patrimonio de la Unesco.

Visitemos Albarracín

La visita comprende puntos claves como son la plaza mayor, donde se asienta el ayuntamiento de la población, que junto con la plaza de la iglesia ( cuando no eran la misma) solían ser los lugares de reunión.

Tienes para ver las Iglesias de Santiago y Santa María, la casa museo de la nobleza que pertenecía a la familia Pérez y Toyuela, así como los Museos diocesanos y municipal.

El río Guadalaviar es un atractivo en este punto, se puede pasear por su ribera y disfrutar de su ambiente. Tenemos que tener en cuenta que debido a su particular geografía y urbanismo tendremos que andar bastante y deberemos dejar el coche a la entrada ( Como en otros pueblos preciosos aragoneses como Peñasroyas o Alquézar).

La Catedral es una maravilla construida sobre otro edificio de culto anterior, y a día de hoy es un bello ejemplo de gótico tardío y arquitectura renacentista. Es sede junto con la catedral de Teruel de la diócesis de Teruel y Albarracín. Como otros lugares de la provincia de Teruel es sede de Dinópolis, donde podremos ver fósiles prehistóricos.

Los pinares de Rodeno

Un paisaje de verdadero interés, de hecho está protegido desde hace más de 25 años. Es un lugar que oscila entre los 1090 y los 1600 metros, por lo que sufre cambios drasticos a lo largo del año. Además, lleva siendo ocupado por humanos desde hace miles de años. Por ello, como en otros lugares de Teruel, encontramos pinturas rupestres.

Unos pinares llenos de vida, diferentes especies y de cultura milenaria. Donde salta a la vista el contraste de los elementos del paisaje, impacta ver el verde pino junto con la roca rojiza.

Qué hacer en Albarracín

Las opciones para visitar a Albarracín son múltiples, por tu cuenta, con una excursión desde Zaragoza ( te traen y te llevan) o con las actividades que se realizan allí y que organizan desde la Fundación Santa María.

Sigue visitando Aragón

Qué ver en Oliete (Teruel)

Qué ver en Oliete

Oliete es un pueblo de la provincia de Teruel. Situado en la parte norteña turolense forma parte de una comarca de tradición minera y que a día de cada vez es más visitada. Es hogar de la Sima de San Pedro, la mayor de Europa. Un enorme hueco en la tierra que realmente sorprende a todos aquellos que se acercan a ella. Es también sede de un particular evento astronómico en una zona con pinturas rupestres, ¡es un marcador del cambio de las estaciones más antiguo aún que Stonehenge!

Turismo de proximidad- viajar por españa
Calle de Oliete. Foto: Vive Oliete

Qué ver en Oliete

Iglesia de nuestra Señora de la Asunción

Se trata de una bella iglesia con planta de tres naves, cuya fachada es de estilo renacentista y la torre tiene regusto mudéjar.

Sima de San Pedro

Una sima es como un pozo enorme que se abre en la tierra. Connota el significado de algo muy profundo. Y así es, ya que la Sima de San Pedro de Oliete tiene más de 100 metros de profundidad. Tan profunda es que tiene un lago en el fondo con 22 metros de agua, no menor es el diámetro de la boca de la sima siendo de más de 70 metros.

Es un lugar increíble para los amantes de la naturaleza, la geología y las aves.

Turismo de proximidad- viajar por españa
La impresionante Sima de San Pedro. Foto : Turismo de Aragón

Una de las características de la Sima de San Pedro es que es hogar de numerosas especies de aves, que encuentran en sus escarpadas paredes el refugio perfecto de depredadores y los rigores del tiempo. Ver la Sima de San Pedro al atardecer y amanecer es un espectáculo, debido a la salida y entrada de un enorme número de animales. Además resulta curioso, ya que lo hacen en orden de tamaño.

El sitio se puede visitar gratuitamente , sin cita ni horarios al estar al aire libre y sin vallar, y el acceso es sencillo, a través de una pista en buen estado. Únicamente recordar tener en mente las recomendaciones de seguridad, ya que no debemos asomarnos ni ser descuidados, una caída aquí puede tener la peor de las consecuencias.

Pinturas rupestres de la Tía Chula y santuario solar de Oliete

¿Sabías que esta parte de Teruel era el hogar de grupos de cazadores recolectores prehistóricos?

Así es, en lo que a día de hoy es el parque cultural del Río Martín vivían grupos de personas que iban por el territorio viviendo una vida nómada, esto es, viviendo poco tiempo en cada sitio. Según la época buscaban los lugares de caza , o en invierno buscaban refugio (muy cerca, acampaban junto al manantial termal de Ariño).

Esto no significa que no tuvieran relación con el territorio, lo conocían bien y lo tenían estudiado. Hasta tal punto que lo vemos aquí en Oliete. En las pinturas de la tía Chula vemos una muestra de arte rupestre esquemático, con más de 4000 años de antigüedad.

Se piensa que puede ser un santuario solar, donde se llevara a cabo algún tipo de ritual o experiencia religiosa. Ya que en los equinoccios el sol se alinea con el hueco del abrigo, hueco que es artificial y donde hay pinturas. Tenemos todos los ingredientes para pensar que es un lugar de significado especial.

Te animamos a venir a Oliete para ver los equinoccios, es una experiencia única.

Poblado ibérico de El Palomar y Necrópolis visigoda

Turismo de proximidad- viajar por españa
Foto: Turismo de Aragón

Para que veamos la potencia de poblamiento de Oliete, desde tiempos prehistóricos hasta hoy pasando por la época de iberos, romanos y visigodos. En este caso se nos despliega el yacimiento arqueológico de un poblado ibérico de entre el siglo III A.C y el primer siglo del milenio.

Además de los restos de estos habitantes prerromanos encontramos una necrópolis visigoda, que hicieron de este lugar su descanso eterno. No son las únicas en la zona, en Albalate del Arzobispo las tenemos también.

+info en la web de Oliete

Cómo llegar a Oliete

Seguir explorando Aragón

Qué ver en Azaila (Teruel)

Azaila pertenece a la comarca del bajo Martín y es uno de los puntos clave para los amantes de la antigüedad, la arqueología y la historia que cobra vida.

Azaila es una pequeña población por donde discurre el río Aguasvivas, que viene serpenteando desde los montes. A un paso del Ebro ha sido desde siempre un lugar atractivo para la vida.

Que ver en Azaila: Cabezo de Alcalá

Se trata de uno de los yacimientos iberos más importantes del país. Donde vemos los restos de una ciudad habitada por esta cultura, que fue hogar de los antiguos habitantes de la península ibérica durante siglos.

Se trata de una sociedad que ya estaba en contacto con los romanos y había tomado algunas costumbres de ellos. Es precisamente de manos de los romanos que acaba bruscamente la historia de esta ciudad. Durante las guerras sertorianas la ciudad fue víctima de un terrible asedio y finalmente completamente destruida.

Como curiosidad se encuentra en la ciudad una rampa de asalto, que harían los soldados romanos para asaltar los muros de la ciudad. Se trata de una obra grande y que muestra la capacidad e ingenio de este pueblo antiguo.

Como decía, los romanos arrasaron la ciudad que ya nunca más se volvió a reconstruir. Quedó así abandonada hasta que se llevaron a cabo diversas campañas arqueológicas que nos han traído conocimientos de la vida hace 2000 años. Se han encontrado los restos de las casas, herramientas y hasta una escultura de un héroe.

Visita el centro de interpretación de Azaila

En ella encontramos un espacio dedicado a mostrar y hacer entender a todos los que visitamos el lugar el como era la vida en la época de los iberos. El lugar es un gusto para los amantes de la historia, ya que nos encontramos recreaciones de las armas y herramientas del momento, paneles informativos con recreaciones artísticas del periodo y multitud de maquetas que nos permiten hacernos la idea de como era esta población ibera del cabezo de Alcalá.

En el centro de visitantes del Cabezo de Alcalá se nota un inmenso trabajo y mimo por la investigación y la difusión del patrimonio. Desde aquí salen las visitas al yacimiento, que siempre son guiadas y muy muy interesantes. Además las reproducciones de armas que vemos son producto de Vida primitiva, que trata de reproducir la forja de estas armas con los materiales, técnicas y formas más cercanas a la original. Para acerarnos a la historia a través de la artesanía

Jornadas iberas de Azaila

En septiembre se llevan haciendo desde 2006 las jornadas íberas de Azaila, Sedeisken. Es un evento muy atractivo y durante el cual se transforma Azaila. Tendremos un mercado lleno de actividades , demostraciones y talleres, donde además podemos adquirir productos de artesanía.

Es un evento lúdico pero también con mucho fondo histórico. Veremos dioramas, vienen personas que saben mucho del tema a dar charlas y se cuenta con la presencia de grupos recreacionistas.

La fragua íbera de Azaila

Aqui se hace recreación de la forja en el mundo ibero y se exponen objetos recreados utilizando las técnicas y materiales de la antigüedad por David Castillo, artesano reconocido por la DGA

Seguir explorando Aragón

Teruel

teruel escalera del óvalo

Teruel

Cuando hablamos de Teruel pensamos en esa provincia que cuenta con algunos de los lugares que son recogidos de forma recurrente como algunos de los pueblos más bonitos de España, como Albarracín.  Pero hoy nos dedicamos a la ciudad.

Entre las cosas que más motivan al visitar un lugar nuevo es que siempre nos vamos a encontrar ante un universo particular, una historia propia, una gastronomía especial y unos lugares que no podemos encontrar en otros lugares. Todo esto nos encontramos al visitar Teruel.

Disfrutamos de todos estos elementos únicos a la vez que además vamos hilando todo eso para encontrar la trama única, y es que vamos a encontrar referencias cruzadas con otros viajes y lugares que hayamos visitado. Todo es especial, y todo está relacionado. Hoy veremos algunos de los lugares imprescindibles de esta ciudad.

Dicho esto, Teruel tiene buenos motivos por los cuales figurar como unos de los sitios que ver

Catedral de Santa María de Mediavilla

Si te gusta el mudéjar, estás de suerte. Ya que la catedral de Teruel está construida en este estilo arquitectónico. Esto es un hecho poco común y solo comparte estas características con la catedral de Tarazona. Originalmente levantada en estilo románico es objeto de una restructuración a lo largo del siglo XIII.

Sucesivas olas reformadoras le han dado la apariencia que vemos hoy, es que los edificios en cierto modo son unos entes en desarrollo. En 1986 el cimborrio, la torre y la techumbre de la catedral de Teruel fueron proclamados Patrimonio de la Humanidad.

Dinópolis

Los dinosaurios se extinguieron, pero eso no significa que podamos ver a uno bien cerca. Esto es lo que encontramos en Dinópolis, un recorrido de más de 4500 millones de años. Una gozada tanto para el amante de la paleontología como para los más pequeños, o simplemente para los fanáticos de los dinosaurios.

Uno de los motivos por los cuales se decidió asentar este parque temático en Teruel es por su abundancia de restos de estos gigantescos animales de hace millones años. Descubre el Aragosaurus, el primer dinosaurio registrado en España.

Torre del Salvador

Una torre Mudejar muy singular, cerca de la plaza del Torico. Se sabe de su construcción a principios del Siglo XIV. Nos recuerda en su configuración a las torres alminar Almohades, algo que se suele definir como típico del mudéjar aragonés. La decoración externa nos muestra un repertorio de formas y recursos inspirados en el arte árabe. Llama la atención por estar encajonada entre viviendas y poderla atravesar por un arco apuntado.

Plaza del Torico

Aunque el nombre oficial es plaza de Carlos Castel, es conocida por la plaza del Torico. Es el centro de la ciudad de Teruel. El nombre le viene de un pilar que está rematado por una pequeña escultura de un toro. Es uno de los centros de paso de la ciudad, un lugar el ajetreo diario y el trabajo. Pero en los momentos de ocio es también uno de los lugares favoritos de los turolenses. Amerita estar entre los lugares imprescindibles de Teruel, ideal para descansar en sus terrazas o tomar unas tapas.

Escalera del óvalo

El proyecto que está detrás de la construcción de este espacio era embellecer la ciudad y comunicar dos espacios. Los lugares que se conectaría serían la estación de ferrocarriles y el Paseo del Óvalo. Se toma inspiración del mudéjar aragonés y lo junta con las influencias modernistas. Hoy es uno de los lugares más reconocibles de Teruel, de forma que ¡no te vayas sin verlo!

La escalera del óvalo en Teruel

Los amantes de Teruel

Se celebra en febrero la representación de las bodas de Isabel de Segura que son consideradas fiestas de interés turístico nacional. Rememora una triste historia de amor que nos lleva a tiempos medievales.

En esta ciudad se enamoraron dos jóvenes, pero siendo el muchacho de condición humilde sabía que tenía que labrarse su fortuna antes de poder desposarse con su amada. De esta forma parte a la guerra para reunir riqueza, así está durante años. Pasado este tiempo lo dieron por desaparecido y el padre de la muchacha la desposó con otro hombre.

Al regresar encontró a su amada casada con otro hombre y murió pidiéndole un beso que le negó. Al poco murió ella de pena al despedirle. En recuerdo a esta historia se puede ver a día de hoy el mausoleo de los amantes en la iglesia de San Pedro en Teruel .

Los amantes de Teruel en San Pedro

Seguir viendo más de Aragón

Algunas sugerencias para hacer en Teruel: